Archivos para agosto, 2014

Los vuelos secretos de la CIA sobre países como la Unión Soviética o sus satélites fueron uno de los secretos mejores guardados de los EE.UU hasta que un avión espía U2 fue derribado el 1 de mayo de 1960 y su piloto, Francis G. Powers, capturado. La CIA planificó 24 misiones solo en la URSS entre 1956 y 1960, pero la pérdida del U-2 detuvo sus planes.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los pilotos que formaban parte de este programa secreto volaban sin uniforme, y debían de activar el mecanismo de autodestrucción del aparato en caso de ser derribados. Además, todos portaban una capsula de cianuro que deberían de tragar antes de ser capturados. Este era el protocolo que debían de seguir hasta que uno de ellos, Carmine Vito, en pleno vuelo sobre Albania, Bulgaria y Yugoslavia el 10 de diciembre de 1956 , buscó un caramelo en su mono ya que era bastante aficionado a ellos (sus compañeros les conocían como “The lemon-drop Kid” (“El chico de las pastillas de limón”)). Pero el piloto se equivocó y se llevó a la boca la pildora de cianuro. Enseguida se dio cuenta del error y la escupió. La CIA tomó nota del suceso pero siguió utilizando estas píldoras hasta 1960 cuando las sustituyó por unas pequeñas agujas hipodérmicas envenenadas con satitoxina.

Carmine Vito (1928-2003) fue uno de los primeros seis pilotos entrenados por la CIA para realizar este tipo de misiones.  Vito, que voló en 65 misiones de espionaje para la CIA, fue el único piloto estadounidense en participar en una misión de reconocimiento con un avión U-2 directamente sobre Moscú. Ese vuelo se produjo el 5 de julio de 1956, y esa aeronave cuelga del techo de Museo Smithsoniano Nacional del Aire y del Espacio en Washington, junto con un paquete de goma de mascar que llevó consigo este piloto durante la misión. Vito acumuló cerca de 450 horas de vuelo en las sesenta y cinco en las que participó desde 1955 a 1959.

Anuncios