Archivos para julio, 2014

El desembarco de Normandía (Operación Overlord), del que se cumplió el 70 aniversario el mes pasado, fue una de las operaciones militares más importantes de toda la historia por el volumen de soldados implicados, por lo complicado de la logística necesaria para llevarlo a cabo, y por su importancia histórica. Pero, menos conocida es la historia de algunos de los ensayos previos que hicieron los aliados en las costas británicas y que durante muchos años fueron silenciados por las autoridades.

El más destacado fue el ejercicio táctico Tigre, al mando del Almirante norteamericano Don P. Moon, que se realizó en Slapton Sands, en la costa británica de Devon entre el 22 y el 30 de abril de 1944. Los comandantes aliados eran conscientes de la importancia de este tipo de operaciones y ordenaron el uso del fuego real por parte de las unidades navales para acostumbrar a los soldados. La idea de estas maniobras era desembarcar 30.000 soldados aliados en esta zona costera británica, de la que toda población civil fue desalojada meses atrás, porque ofrece un cierto parecido a la playa denominada Utah en Normandía. La protección naval la ofreció la Royal Navy británica que, además, patrulló la zona de Cherburgo, puerto donde los alemanes tenían una base de lanchas torpederas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La mañana del 28 de abril, nueve de estas lanchas alemanas de patrulla por la zona avistaron ocho barcos de transportes LST cerca de la bahía de Lyme que se dirigían al desembarco en Slapton Sands. Los alemanes no vieron ningún tipo de convoy que los protegiera y decidieron atacar. Además, las baterías costeras británicas tenían orden de no disparar para no alertar a los alemanes de que la costa estaba defendida. El resultado fue que dos transportes se hundieron y un tercero, muy dañado, pudo llegar a la costa. Atrapados debajo de las cubiertas cientos de soldados y marineros se hundieron con los barcos. Había poco tiempo para lanzar los botes salvavidas y algunos de ellos se atascaron. Muchos soldados saltaron al mar pero pronto se ahogaron, a causa la hipotermia provocada por el agua fría, y por el peso de sus equipos. En total, 749 soldados y marineros estadounidenses murieron esa noche. El resto de transportes de tropas llegaron a la playa de Slapton para iniciar el ejercicio Tigre pero las cosas continuaron saliendo mal.

Una descoordinación horaria hizo que el crucero HMS Hawkins disparara sus cañones, por orden del general Eisenhower que quería utilizar fuego real durante el ejercicio para que los soldados se acostumbraran al ruido, directamente a la zona de desembarco en la playa mientras llegaban diversas unidades norteamericanas. El resultado fue cientos de bajas por fuego amigo.  En total, la Operación Tigre provocó 946 muertos, y más de 200 heridos. Por otro lado, diez oficiales que desaparecieron ese día tenían acceso a los planes de desembarco en Normandía por lo que la operación Overlord se pospuso hasta que se encontraron los cadáveres de dichos militares. El desastroso ejercicio Tigre fue silenciado y minimizado por las autoridades aliadas ya que no querían que nada saliese mal de cara a la cercana Operación Overlord.

*Las fotografías de esta entrada han sido sacadas de http://www.exercisetigerslapton.org/, una organización que fomenta la conciencia pública sobre la tragedia y el sacrificio realizado por los afectados del Ejercicio Tigre.