Archivos para enero, 2014

Es tal vez el arma más famosa del mundo. El fusil de asalto AK-47, acrónimo de Avtomat Kaláshnikova, de calibre 7,62 mm, tiene el triste record de ser el arma más fabricada de la historia con 80 millones de unidades. Entre 1947 y 1978 fue el fusil reglamentario de la extinta Unión Soviética. Debido a los bajos costes de fabricación, se convirtió rápidamente en el arma preferida de muchos movimientos revolucionarios de inspiración marxista en diversos continentes como África, Sudamérica o Asia.

Todo este éxito recayó en el ingeniero que desarrolló esta arma: Mijaíl Kalashnikov (1919-2013) que murió el pasado mes de diciembre. Recibió las más altas condecoraciones por parte de la Unión Soviética y, después de la desaparición de este estado, de manos de los presidentes rusos Vladimir Putin y Dmitri Medvévev. Pero detrás de tantos oropeles, Kalashnikov sentía remordimientos por haber creado un arma que había matado a miles de personas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Poco antes de su muerte, el inventor escribió una carta al patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Kiril, donde le reconoció que sufría un “pánico espiritual” por haber contribuido con su arma a la muerte de numerosas personas.  “Sigo haciéndome –decía el ingeniero– la misma pregunta sin resolver: ¿si mi rifle se cobró la vida de gente, puede ser que yo, un creyente cristiano y ortodoxo, fuese culpable de sus muertes?” Kalashnikov se bautizó en la Iglesia Ortodoxa a los 91 años de edad. Al no poder patentar su arma, ya que era propiedad del estado soviético, el ingeniero y militar no ganó mucho dinero con su mortífero fusil de asalto. Por cierto, algunos sacerdotes de la Iglesia Ortodoxa no han tenido ningún reparo en bendecir los AK-47 de los soldados rusos… ¿Qué pensaría de esto Kalashnikov?

 

Anuncios

La película que inauguró la moda de las películas de viajes espaciales en glorioso technicolor es, desde el mes pasado, un tesoro cinematográfico de los EE.UU. Cada año la Biblioteca del Congreso de ese país elige las películas que deberían de recibir una especial protección por su significación para la historia del cine. Se trata del “National Film Registry”. Este archivo abarca el período comprendido entre los años 1919 a 2002 e incluye clásicos de Hollywood, documentales, películas mudas, independientes y films experimentales.  Está situado en el Campus Packard de la Biblioteca de Medios Audiovisuales del Centro Nacional de Conservación, en las montañas Blue Ridge en Culpeper, en el estado de Virginia. Este centro proporciona un almacenamiento subterráneo para la colección completa de films en 90 kilómetros de estanterías, junto con amplias instalaciones para la catalogación y preservación de todos los formatos audiovisuales. Aquí se acumulan más de 1,1 millones de películas, y programas de televisión.

Planeta Prohibido Historias Inutiles

“El National Film Registry de EE. UU tiene lo mejor de más de un siglo de extraordinario cine estadounidense”, dijo el máximo responsable de la Biblioteca del Congreso, James H. Billington, en la presentación de las películas elegidas el pasado 2013. “Este componente clave de la historia cultural de Estados Unidos, sin embargo, está en peligro de extinción, por lo que debemos proteger el patrimonio cinematográfico inigualable de la nación y de la creatividad cinematográfica”, añadió. Entre las otras películas que han sido protegidas este año destacan “Gilda” (1946), “Los siete magníficos” (1960), “Mary Poppins” (1964), “Pulp Fiction” (1994), o el primer documental de Michael Moore, “Roger and me” (1989).

En el listado de las producciones protegidas en este centro hay unas cuantas películas que pertenecen al del género de sci-fi: “El mundo perdido” (1925), “King Kong” (1933), el serial de Flash Gordon (1936), “Ultimátum a la Tierra” (1951), “El enigma de otro mundo” (1951), “La guerra de los mundos” 1953, “La invasión de los ladrones de cuerpos” (1956), “Planeta Prohibido” (1956), THX 1138 (1967), “2001, Odisea del espacio” (1968), “El planeta de los simios” (1968), “Encuentros en la Tercera Fase” 1977, “Star Wars” (1977), “El imperio contraataca” (1980), “Blade Runner” (1982), “Et, el extraterrestre” (1982), “Terminator” (1984), “Regreso al futuro” (1985), y “Matrix” (1999).