Oswald: la tumba del francotirador desconocido

Publicado: 21/11/2013 en Historia
Etiquetas:, , , , , , , , , ,

Lee Harvey Oswald es uno de los personajes más maltratados por la historia reciente debido a su participación (todavía no esclarecida en su totalidad) en el asesinato de John Fitzgerald Kennedy el 22 de noviembre de 1963 en Dallas. Su figura dejó de interesar a la prensa mundial cuando murió dos días después de un disparo realizado por un oscuro personaje llamado Jack Ruby, en riguroso directo, en un pasillo de la comisaría central de policía de esa misma ciudad. Oswald había dicho tras su detención: “I’m just a patsy” (“Solo soy un chivo expiatorio”).

Con su muerte, la ecuación JFK se completó:

Un presidente muerto + su asesino muerto también = Caso Resuelto

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Pero qué pasó con los restos de Oswald? Su madre Marguerite, su mujer Marina y su hermano Robert vieron el cuerpo en el Hospital Parkland de Dallas el mismo día de su muerte. Después los trasladaron al Motel Inn of The Six Flags de Dallas que estaba tomado por la policía y el FBI para evitar posibles altercados. Las autoridades no les permitieron a ellos acceder a ningún medio de comunicación, ni televisión, ni radio ni prensa escrita durante todo el domingo y la mañana del día siguiente.

El hermano de Lee, Robert, empezó el domingo 24 de noviembre a realizar los preparativos para el sepelio. La madre de Oswald siempre sospechó que su hijo era un agente secreto que trabajaba para al gobierno norteamericano con lo que pidió varias veces a las autoridades que su hijo fuera enterrado en el Cementerio Nacional de Arlington, el camposanto militar donde reposan los restos de los caídos en combate y donde se iba a enterrar a JFK. La petición siempre fue denegada.

Así que el primer paso era comprar un nicho o un trozo de terreno en algún cementerio de la zona. Uno a uno, todos se fueron negando. Además, Robert intentó contactar con algún pastor luterano para que se encargara del oficio religioso. Todos a los que llamó se negaron e incluso alguno de ellos le respondió que no podían oficiar ningún acto fúnebre porque su hermano fue “un pecador”. El sepelio estaba previsto para el lunes a las cuatro de la tarde pero a las once de la mañana de ese mismo día dos ministros luteranos aparecieron en el motel para ofrecerse a oficiar las exequias. Uno de ellos cambiará de idea poco antes de las cuatro de la tarde. Otro  acudió más tarde al motel y aceptó encargarse del tema.

Finalmente, la familia pudo comprar una tumba en el Shannon Rose Hill Memorial Park de Fort Worth. Eso sí, el cementerio no les permitió realizar ninguna ceremonia en alguna de las capillas habilitadas para tal efecto. Los operarios del camposanto habían llevado el ataúd directamente cerca de la tumba. Algunos de los periodistas que estaban cubriendo el evento tuvieron que cargar con el ataúd para acercarlo al lugar elegido para la sepultura.

Los responsables del cementerio nunca comunicaron a sus operarios que se trataba del cuerpo de Oswald ya que les dijeron que el nombre del difunto era “William Bobo”. El pastor luterano no apareció, pero finalmente otro clérigo de la misma congregación, Louis Saunders, que estaba allí por si podía ayudar, recitó unas sencillas palabras a pie de tumba. La familia quiso ver, por última vez, el cuerpo de Lee Harvey Oswald. La policía, vestida de paisano, hizo un semicírculo para darle un poco de intimidad al momento. Los operarios enterraron a William Bobo mientras los periodistas tomaban notas y hacían fotos.

En la lápida de Lee Harvey solo pone “Oswald”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s