Archivos para agosto, 2013

La revista francesa Le Figaro Magazine publicó a finales del mes de julio de este año una serie de documentos firmados por Adolf Hitler encontrados al finalizar la Segunda Guerra Mundial en la Cancillería del Tercer Reich en Berlín, y que hasta ahora eran totalmente desconocidos para los historiadores. Se trata de la correspondencia completa entre el dirigente nazi y el Ministro del Aire,  Herman Goering durante el periodo del 23 al 25 de abril de 1945. En muchos casos los documentos recogen correcciones hechas a mano por el mismo Hitler.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los documentos los encontró el Comandante francés Raymond Rose en el búnker de Martin Bormann, el secretario personal de Hitler y Jefe de la Cancillería, en la sede del gobierno alemán. Es curioso que los franceses encontraran estos documentos cuando semanas antes las tropas soviéticas habían estado registrando todos los edificios gubernamentales del régimen nacionalsocialista.

Estos teletipos son los restos de la estación de radio de la Cancillería del Estado (Funkstelle Parteikanzlei), la única vía de comunicación existente entre Berlín y exterior, además de la estación de radio del bunker de Hitler. Entre el 22 y el 26 de abril de 1945 Goering se refugió en el Obersalzburg, el complejo de residencias alrededor del chalet de montaña de Hitler, justo debajo de Berchtesgarden, y custodiado por las SS.

La mañana del 23 abril el general Jodl le cuenta a Karl Koller, jefe del Estado Mayor de Goering, los planes de Hitler para el futuro más inmediato: defender hasta el último hombre la ciudad de Berlín y, en caso de derrota, suicidarse con un disparo en la cabeza. Enterado Goering de los planes de Hitler, le envía un telegrama a las 17 h 43 de ese mismo día donde le insta a cederle el poder invocando un decreto secreto del gobierno alemán fechado el 29 de junio de 1941 que designa al jefe de la Luftwaffe como Führer si Adolf Hitler se encontrara incapacitado para gobernar. La respuesta de Hitler es glacial: “El decreto del 29.6.1941 no entra en vigor hasta mi ratificación extraordinaria. Nunca se trató de despojarme de mi  libertad de acción. Prohíbo, pues, cualquier paso suyo en cualquier dirección”.

Acto seguido, Goering se pone en contacto con varios dirigentes nazis para asumir el poder en breve ya que considera que Hitler no está capacitado. Bormann avisa a Hitler que Goering está telegrafiando a los miembros del gobierno para comunicarles que asumirá las funciones del Fuhrer a partir de las 00’00 horas del 23 de abril. El cruce de teletipos hechos públicos ahora evidencian como Hitler quiere, primero, fusilar a Goering por traición, pero después le obligará a dejar todas sus funciones gubernamentales. Además Bormann ordena a las SS que arresten al Ministro del Aire. Finalmente el 25 de abril, Hitler expulsa a Goering del Partido Nazi mediante un teletipo.

Estos documentos que ahora han visto la luz evidencian el pulso que por unos días Goering echó al mismísimo Adolf Hitler mientras las bombas destruían lo poco que quedaba de Alemania.

PD: Las imágenes pertenecen a: Sbf.Koch (AHF), Yad Vasehm y Wikipedia.

Anuncios