Archivos para julio, 2013

El pasado 1 de mayo se cumplieron 30 años del estreno en EE.UU de la serie “V: Los visitantes”. Un año después, en 1984, esta producción se estrenó en TVE con gran éxito de público, y sirvió para enganchar al género de la ciencia-ficción a miles de espectadores. Personajes como Diana o Donovan,  las pistolas láser, o los ratones devorados rápidamente por los hambrientos lagartos, pasaron a formar parte de la memoria colectiva de una generación. Pero la idea inicial de su creador, Kenneth Johnson, no era producir una serie de ciencia-ficción.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En una entrevista Johnson dice que “La “V” original nunca trató sobre naves, ni ciencia-ficción, ni nada de eso­. Trataba sobre el poder. Me había intrigado mucho una novela de Sinclair Lewis escrita en 1935 titulada “It Can’t Happen Here” (“No puede pasar aquí”), sobre una toma de poder fascista de los Estados Unidos. […] Utilicé algunas de esas ideas como inspiración. ¿Qué pasaría si América sufriese un cambio catastrófico? Ahí es donde realmente empezó “V”. […] En realidad era sobre un levantamiento de base fascista en los Estados Unidos. Cuando Brandon Tartakoff (productor ejecutivo de la serie) lo leyó, quiso hacerlo en forma de mini serie, pero sabía que los americanos no iban a pillar lo del fascismo. Debía haber una fuerza exterior que tomase el poder de forma tiránica. No creí que los soviéticos o los chinos pudiesen hacer tal cosa pero ¿de dónde sino iban a venir los invasores?”

“Cuando la idea de los extraterrestres surgió, no estaba muy de acuerdo, ya que […] me apetecía más moverme hacia el mundo real. Pero cuanto más lo pensé, más me di cuenta que podía hacer una alegoría fantástica […] “V” fue siempre sobre el poder. Era sobre personas que estaban en el poder y abusaban de él. Gente que le hacía la pelota al poder como hizo el francés Petain durante la Segunda Guerra Mundial. Hubo gente que dijo “Bueno, si mantengo la cabeza baja y no los molesto tal vez todo pase y no me molesten a mí.” En última instancia, esta serie trata sobre las personas que se dan cuenta de que la gente en el poder está abusando de él, y que necesitan que los quiten de ahí cueste lo que cueste. Ellos, desde luego, se convierten en la resistencia y en los héroes de la historia”

Kenneth Johnson también aporta una anécdota interesante sobre la serie. “El gobierno sudafricano la compró durante la época del Apartheid -dice al productor- porque pensaron que era un buen ejemplo de gente blanca y gente de color trabajando juntas. Y al día siguiente aparecieron unas uves grandes, pintadas con spray rojo en Soweto y otros municipios.”

Sin duda, hubo un antes y un después de esta serie para millones de personas que la recuerdan con cariño.

 

Anuncios