¿Los superodenadores están gobernando el mundo en la sombra? Esta idea, más propia de una película de suspense o de ciencia ficción de los años 70, podría no estar muy alejada de la realidad si echamos un vistazo al proyecto “Perímetro” o Mertvaia Ruka (“mano muerta” en ruso).

Durante la Guerra Fría, miles de científicos de los dos bloques estuvieron investigando para conseguir mejorar sus armas, y así, asegurarse la supremacía sobre su rival. De esta manera gastaron miles de millones de dólares, y de rublos, en mejores bombarderos, submarinos nucleares, y misiles balísticos intercontinentales. Pero EE.UU y la URSS también destinaron ingentes cantidades de dinero en construir ordenadores más potentes para controlar las cantidades de armas atómicas que ocultaban en miles de silos diseminados por sus territorios.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La URSS dio un paso más y se hicieron una pregunta: ¿qué pasaría después de un ataque nuclear por sorpresa del enemigo? Los soviéticos llegaron a una conclusión evidente: la mayor parte de la URSS sería destruida por los misiles norteamericanos. Pero, ¿quién ordenaría un contraataque contra los EE.UU? De la respuesta a esta pregunta nació el sistema “Perímetro” o “Mano Muerta”.

En el caso de un ataque enemigo, los dirigentes de la URSS podían transferir el mando nuclear de sus miles de cabezas al superdordenador para que éste confirmara que todos los mandatarios o militares soviéticos con potestad para ordenar un ataque estaban muertos. En tal caso, “Perímetro” ordenaría un devastador contraataque que acabaría con el planeta Tierra. Se la podría denominar  “La Máquina del Juicio Final”. ¿Les suena la historia? Apareció en la película de Stanley Kubrick “Teléfono Rojo, volamos hacia Moscú” (1964) basada en el libro “Red Alert” del ex oficial de la RAF Peter George.

¿Ficción? En el año 2009, la revista Wired publicó una entrevista con un antiguo coronel soviético encargado durante 30 años de los Misiles Estratégicos, Valery Yarynich. Este militar declaró que “el sistema Perímetro es realmente fantástico. Quitamos la responsabilidad de las manos de los políticos, y del ejército”.

Otros escritores imaginaron el futuro también manos de superodenadores como en la película “Colossus: el proyecto prohibido” (1970) basada en la novela de Dennis Feltham Jones. En este caso los EE.UU dejan su sistema militar defensivo en manos de un ordenador, “Colossus”, situado en el corazón de una montaña. Nada más conectar a “Colossus”, éste detecta a su homólogo soviético “Guardian”. El resultado es cuanto menos ambiguo para la humanidad. Tampoco hay que olvidarse de “Skynet” de la saga Terminator, pero hay otros como Hal9000 de “2001, una odisea en el espacio” (1968), los ordenadores que gobiernan “Matrix” (1999), o el entrañable supercomputador de “Juegos de Guerra” (1983).

De todas maneras, los ordenadores ya gobiernan el mundo, o ¿podríamos hacer algo hoy en día sin nuestros PC’s, smartphones, o tabletas? Si no me cree, vea algún episodio de la serie de TV “Revolution”. Ya nos gobiernan…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s