Archivos para octubre, 2012

Cada uno de noviembre se produce en la ciudad francesa de Cherburgo, en la región de Normandía, un curioso homenaje. Las autoridades civiles y militares rinden honores a los marinos desparecidos de los buques norteamericanos  Alabama y Kearsarge. Hasta aquí no hay nada raro. Los EE.UU han participado en dos guerras mundiales que se han desarrollado, en parte, en Francia. Pero lo extraño del tema es que los barcos se hundieron el 19 de junio de 1864, en plena guerra civil norteamericana.
La guerra de Secesión enfrentó desde 1861 a 1865 a 23 estados de la Unión contra siete de la Confederación. Durante cuatro largos años el Norte luchó contra el Sur en el conflicto más sangriento del siglo XIX, a excepción de las guerras napoleónicas. Murieron más de 600.000 soldados y cerca de 400.000 fueron heridos o mutilados.

La guerra se produjo en territorio norteamericano pero también lejos de las fronteras de ese país. Por ejemplo, cerca de las costas europeas. El 11 de junio de 1864 el buque sudista Alabama (en la imagen de la izqda.), construido dos años antes en los astilleros de Liverpool para la Confederación, llegó al puerto de Cherburgo. Este hecho no pasó desapercibido a los servicios secretos de la Unión que rápidamente alertaron a la marina nordista. El barco rebelde había hundido en dos años a decenas de barcos comerciales que viajaban hacia la Unión en el Océano Atlántico y en otros mares, convirtiéndose en una pesadilla para la economía federal.

El gobierno de Lincoln ordeno al barco de guerra USS Kearsarge, que estaba buscando al CSS Alabama, que patrullara en las aguas cercanas a Cherburgo porque los sudistas estaban en dicha ciudad. Durante los dos años más de veinte barcos de la Unión habían estado buscando al Alabama. El barco unionista llegó a aguas territoriales francesas el 14 de junio, y se dejó ver a las afueras del puerto. El 19 de junio, el CSS Alabama salió al encuentro del barco enemigo.
El duelo marítimo se prolongó durante horas y los testigos oculares describen que el Alabama disparó ciento cincuenta veces sus cañones mientras que su rival lo hizo en cien ocasiones. El enfrentamiento produjo, al menos, 24 muertos. Finalmente, el barco confederado se hundió en aguas francesas. Su capitán,  Raphael Semmes, consiguió escapar con más de 40 de sus tripulantes hacia las costas inglesas mientras el USS  Kearsarge, seriamente dañado, se retiró del escenario del combate naval.
Las autoridades francesas solo se pudieron rescatar tres cuerpos. Estos tres marineros desconocidos son los que están enterrados en Cherburgo. Cada uno de noviembre se les rinde homenaje a ellos, y a sus compañeros desaparecidos. Uno de los cañones del CSS Alabama fue rescatado y hoy se puede ver en la Cité de la Mer de Cherburgo.
Anuncios

En el corazón de los Montes Urales 40.000 obreros trabajaron sin descanso durante la IIGM en una ciudad desconocida para los occidentales: Cherliábinsk o “Tankogrado” como se la conoce popularmente en ese país. Su misión era construir todo tipo de vehículos acorazados para el Ejército Rojo de la URSS en su lucha contra los alemanes.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cheliábinsk está situada a 210 kilómetros al sur de Ekaterimburgo, y por ella pasa el ferrocarril Transiberiano. Durante la IIGM se construyeron en sus alrededores numerosas fábricas, a lo que hay que añadir también la instalación de industrias e institutos científicos y tecnológicos de la parte europea de la Unión Soviética entonces invadida por los alemanes. Principalmente, se trasladaron a esta zona las industrias pesadas de Leningrado y Stalingrado.

En la ciudad se construyeron enormes instalaciones para la producción de armamento (especialmente del modelo de tanque T-34 y de los lanzadores de cohetes “Katyusha”), lo que le valió el calificativo de “Tankogrado” (Ciudad de los Tanques). Además, en su región nació el célebre francotirador Vassily Zaitsev, cuya actuación en la batalla de Stalingrado fue reflejada, en parte, en el film “Enemigo a las puertas”.

El origen de esta vertiente industrial de la ciudad lo encontramos en el primer plan quinquenal soviético (1928-1932) cuando se construyó en ella una gran fábrica de tractores. Alrededor de las nuevas industrias se alzaron teatros, bibliotecas, cines, o teatros, y poco a poco, la ciudad creció. Cuando la IIGM comenzó, el gobierno soviético estableció un polo industrial dedicado a sus crecientes necesidades militares formado por Cheliábinsk, Ninji Taguil, y Sverdlovsk . Por ejemplo, una fábrica situada en Ninji Taguil, a 400 kilómetros al norte de Cheliábinsk y especializada en vagones de tren, pasó a construir tanques T-34 desde el verano de 1941.

En una reciente entrevista a una revista especializada, el experto en esta ciudad Lennart Samuelson destaca al papel de la ciudad en el transcurso de la guerra. “Después de la batalla de Kursk –dice el historiador– ­­todo el mundo comienza a comprender que la URSS ha adquirido, a través de los carros de combate, una capacidad militar gigantesca”. Samuelson en su libro “Tankograd. The formation of a soviet Company Town.” (Palgrave McMillan 2011) afirma que la producción de tanques pesados KV se situó en cuatrocientas unidades al año y que en 1942 se produjeron más de 3.600 tanques. De esta manera, entre las tres ciudades que conformaban el polo industrial de Tankogrado construyeron 18.000 carros al año mientras que Alemania, con más suministros de acero y carbón producía 65.100 tanques en el mismo período de tiempo.

Por otro lado, la región de Chelyabinsk ha estado relacionada desde los años cuarenta del pasado siglo con las investigaciones nucleares secretas soviéticas. En la zona están las instalaciones nucleares de Chelyabinsk-70 (conocido también por el nombre de Snezhinsk). Un grave accidente nuclear ocurrido en 1957 en la planta de reprocesamiento de combustible nuclear de Mayak, a 150 km al noroeste de la ciudad, causó un número indeterminado de muertes en la región. El secretismo que envolvía a la zona fue tal, que la provincia fue cerrada a los extranjeros hasta 1992 aumentando el aura de ser una ciudad secreta soviética. Pero eso es otra historia…